Sara y Mario, conociendo Bodega Otazu

 

Cuando nos pusimos en contacto con Sara y Mario para escribir sobre su boda en el blog, no lo dudaron ni un segundo. Se pusieron frente al ordenador a recordar cada detalle de su gran día, con tanto cariño, que no nos hemos podido resistir a seguir escribiendo.

Conociendo Bodega Otazu

Sara y Mario conocieron Bodega Otazu gracias a Edurne Balenciaga, que tras una visita organizando una boda, nos recomendó. Desde aquí Edurne, millones de gracias por hacer que se cruzaran en nuestro camino.

Contactaron con Paz y Javier y organizaron una visita. Antes de la visita, siempre hablamos con los novios para conocernos un poquito más, para que nos cuenten cómo han imaginado su día B y que nos pregunten todo lo que se les ocurra. Sabemos que son muchas las dudas que surgen, por lo que estamos en continuo contacto para que no se quede ninguna pregunta por responder.

Fue el primer lugar que visitamos y el último

Sara y Mario_Bodega Otazu

Nada más bajar del coche lo tuvieron claro, solo una mirada y dos grandes sonrisas. Bodega Otazu era su lugar. ¡Y vosotros nuestra pareja!

Sara y Mario_Bodega Otazu

Una vez elegido… ¡¡manos a la obra!!

Las invitaciones de su boda fueron una botella de vino Otazu con etiqueta personalizada, diseño de Edurne Balenciaga.
Es un servicio que ofrecemos, una invitación diferente ¡y que les encantó! A los invitados les fascinó la idea y aprovecharon la invitación de la mejor manera posible.

Decorando Bodega Otazu

Para la decoración buscaban algo natural y con un toque vintage, y los jardines de la bodega son perfectos para vuestro día. Los edificios de Bodega Otazu están rodeados de amplios jardines y de viñedos, un entorno natural perfecto para aprovecharlo al máximo.

Ellos mismos se encargaron de los detalles. En la entrada y a modo de welcome, colocaron un coche antiguo restaurado por Mario y el padre de Sara. A su lado en un biombo, colgaron de unas cuerdas todos los comentarios que sus invitados les habían ido dejando en la página web, diseñada para dar más información sobre su boda.

Era su gran día, sí, pero querían que todos se sintieran especiales.

Decoración Otazu

En la zona del aperitivo, sus nombres en color blanco protagonizaban el paisaje, y unas flechas con las distancias de las ciudades de todos los invitados hasta Bodega Otazu dieron un toque muy personal.

Decoración Otazu

Decoración Otazu

Decoración Otazu

Decoración Otazu

Decoración Otazu

Decoración Otazu

Decoración Otazu

Decoración Otazu

Decoración Otazu

El salón de Bodega Otazu

Ya en el salón, Sara y Mario se encargaron de colocar en las mesas, una foto suya con cada uno de los invitados, y en las sillas, bolsas personalizadas con distintos mensajes “Vivir muriendo de risa, eso sí que es vida” ¡Genial!

La entrada de los novios es uno de los momentos más bonitos, seguro que si habéis estado en una boda, sabéis lo mágico que es este momento. ¡Nos encanta!

Salón Bodega Otazu

Salón Bodega Otazu

Salón Bodega Otazu

Salón Bodega Otazu

Salón Bodega Otazu

Salón Bodega Otazu

Salón Bodega Otazu

Salón Bodega Otazu

Salón Bodega Otazu

Llegó la fiesta a Bodega Otazu

Tras el banquete..¡el baile! La parte de los jardines de Bodega Otazu volvió a ser protagonista. Momentos para bailar, compartir, reír… en definitiva pasarlo muy muy bien.

En el baile colocaron un candy bar siguiendo el estilo rústico, una tarta, fondue, y muchas chuches para los más golosos. Trabajo de Edurne Balenciaga, quien además de ser la mejor amiga de Sara es wedding planner y les asesoró en todo momento.
¡Enhorabuena Edurne! ¡Fuiste una profesional de lujo y nos encantó compartir la organización de la boda de Sara y Mario contigo!

Bodas Bodega Otazu

Bodas Bodega Otazu

Bodas Bodega Otazu

Y por último nos quedamos con las palabras de Sara y de Mario

“Queremos agradecer el trato que recibimos en todo momento, desde el primer día hasta ya pasada la boda, a todos y cada uno de los trabajadores de Otazu. Mencionar a Paz y a Javi en especial, por la pasión, el cariño, la atención y la cercanía que nos demostraron. Fueron un gran apoyo.
Todo fue muy fácil gracias a ellos y entre todo el equipo, conseguisteis lo que nosotros queríamos, la mejor boda del mundo según nuestros gustos y nuestras posibilidades.

El comentario más popular de la boda y de semanas y meses posteriores fue “es la mejor boda en la que hemos estado nunca”. De hecho a día de hoy, casi un año después, nuestros familiares y amigos nos siguen recordando lo mágico y espectacular que fue cada momento de ese día.  Si volviese a casarme (estoy intentado convencer a Mario) el lugar donde lo volveremos a celebrar, será Bodega Otazu sin duda.

Hacéis un equipo magnífico. Muchas gracias por vuestra coordinación y todo el apoyo que nos brindasteis en nuestro día. ¡¡¡Todo salió perfecto!!!
GRACIAS A TODOS!!”

Os esperamos siempre, entre viñedos, en Bodega Otazu. Gracias Sara y Mario
Conociendo Bodega Otazu

Momentos mágicos capturados por;
Remys Door Art


¿Te ha gustado?Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario