Teresa, Ángel y Bb Otazu

La vida está formada por elecciones, elegimos dónde, cuándo y el porqué, quién nos acompañará, quién nos hará reír, llorar, e incluso con quién recorreremos nuestro camino.

Teresa y ángel_Otazu

Y cuando elegimos, sólo entonces entra la suerte, el azar o como más os guste llamarlo. La vida son elecciones, oportunidades y suerte.
Y Teresa eligió a Ángel y Ángel a Teresa, y recorrieron un nuevo camino juntos. Y se encontraron con oportunidades, mala o buena suerte, más elecciones, y con Martín. Martín es la A y la Z, el principio y el fin, es Teresa y Ángel, una mezcla maravillosa y un punto de encuentro de todo lo que ellos son.
Ellos lo tuvieron claro y eligieron a Bodega Otazu para dar un paso más en el camino, para celebrar con toda la gente que quieren que su momento es éste, una oportunidad de celebrarlo, una elección.
Otazu
Bodega Otazu

Vieron el camino, y entendieron que el camino entre viñedos, en medio de la naturaleza, era parte de su historia, y lo eligieron para darse el si quiero. Un si quiero que ya se habían dado hace mucho tiempo, pero un si quiero con un significado más allá del matrimonio, un por y para siempre, entre viñedos.
Y cómo hemos dicho, la vida son elecciones, oportunidades y suerte, y las elecciones y las oportunidades ya habían jugado su papel así que ahora le tocaba entrar a la suerte, y lo malo o lo bueno del azar es que nos sorprende y que no sabemos si llegará.
La fecha era complicada, cambios y más cambios que no favorecían a la celebración de la ceremonia, nervios, más nervios, un no ajeno a ellos una semana antes de la celebración, y una persona que dijo sí, adelante, que se desplazaría a la bodega para que ellos cumpliesen su promesa del si por y para siempre. Del azar a la oportunidad.

Teresa_BbOtazu
Ángel_BbOtazu

Y, el tiempo, nuestro norte no tiene casi nada de sur y es cambiante, independiente a lo que nosotros queremos y anhelamos, el sol se esconde, y las nubes y la lluvia quieren estar presentes, pero ese, su día, no era el día, así que finalmente pudieron darse el si entre viñedos, entre todos los que querían y acompañados por la viña, la naturaleza, y por Martín, su Martín. Y la lluvia hizo su entrada, cuando iban a comer, todo se alió y la suerte una vez más quiso estar presente en este día tan especial.
Fue un día 13, al que muchos le temen pero que ellos tendrán siempre en su recuerdo, porque se necesitan sólo 13 músculos para sonreír, y en ese día 13, todos sonreímos y les felicitamos por el gran día que nos hicieron pasar.
Todo fue espectacular, y desde Bb Otazu sólo tenemos palabras de agradecimiento.
Teresa y Ángel_BbOtazu

Siempre Teresa, Ángel y Martín.

Teresa_Camino Otazu
Ángel_camino Otazu

Las fotografías son de Pablo Pélach Alonso, de Mond Estudio

¿Te ha gustado?Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+

2 thoughts on “Teresa, Ángel y Bb Otazu

  1. TERESA dice:

    ¿ Que más os puedo decir? Millones de gracias, como siempre, por hacer lo bello mas bello. No podríamos haber elegido mejor, en ningún sentido.
    Que tanto vosotros como nosotros tengamos un camino lleno de alegría y oportunidades. Y espero, volvamos a encontrarnos en ese camino.

    Un abrazo enorme a todo el equipo.

    1. Administrador dice:

      Gracias a vosotros! El día tan bonito que pasamos lleva vuestros nombres. Y claro que nos encontraremos por el camino, el nuestro ya lleva un tramo con vuestra historia.
      Millones de gracias por vuestras palabras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trece − 4 =